Imprimir

27/02/2020. El Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, a través de las concejalías de Urbanismo y Patrimonio Histórico, viene impulsando distintas medidas para velar por la conservación y revitalización del casco histórico de la ciudad.

 

Entre ellas, la redacción de informes sobre inmuebles de especial interés y el envío de ordenes de ejecución a sus propietarios para que actúen cumpliendo con la legislación vigente. De forma paralela a estos requerimientos, se ha puesto en marcha el Plan de Rehabilitación Especial del Casco Antiguo, dotado con más de un millón y medios de euros para el arreglo de fachadas y cubiertas, entre otros elementos, dentro del programa “Ayudas de regeneración urbana y rural 2019. ARRU”, que por primera vez ha conseguido Caravaca de la Cruz.

“Además estamos poniendo todo nuestro empeño en sacar adelante proyectos estratégicos como el que afecta a la manzana Europán, donde se quiere crear una plaza pública, aparcamiento y viviendas para jóvenes. El objetivo es poner la mirada en el casco antiguo y que las personas tengan las comodidades necesarias para vivir en este entorno histórico y privilegiado”, ha destacado el alcalde, José Francisco García, durante la rueda de prensa ofrecida junto a la concejal de Urbanismo, Mónica Sánchez, para hacer balance de las actuaciones en esta materia, tras el derrumbe parcial y demolición del inmueble privado situado en la calle Canalica.

El alcalde también ha señalado que los citados procedimientos, que conllevan una serie de trámites administrativos y plazos estipulados en la ley, se activaron al inicio de la legislatura, “ya que la problemática de las viviendas en mal estado y con especial protección e interés no se había abordado así hasta la fecha”.

En este sentido, cabe recordar que, según lo establecido en la Ley del Suelo y Rehabilitación Urbana, en el derecho a la propiedad se incluye la obligación de conservarlos en condiciones legales de seguridad, salubridad, accesibilidad y ornato público.

Entre las órdenes de ejecución enviadas por el Ayuntamiento destaca la remitida a los propietarios del antiguo convento de San José. “En octubre de 2019 los técnicos municipales elaboraron un informe exhaustivo del estado del convento y este mes de febrero se ha notificado una orden de ejecución a la propiedad, donde se comunican las actuaciones urgentes a realizar para la rehabilitación y conservación por valor de 657.000 euros”. Idéntico proceso se ha seguido con otros inmuebles privados como es la Casa de la Encomienda o la Casa San Juan de la Cruz; en este último caso los propietarios ya han realizado el proyecto de rehabilitación tras las reuniones mantenidas.

Además, se llevan a cabo otra serie de medidas puntuales en espacios públicos del casco histórico, como la sustitución de la peana del monumento de la Plaza del Hoyo, “que no se ha derrumbado como se ha llegado a decir, sino que se está sustituyendo debido al mal estado que presentaba, con problemas de seguridad”, según ha puntualizado la titular de Urbanismo y Servicios Públicos en el Consistorio caravaqueño.